Observatorio

El Tiempo Sevilla cuenta con observatorio meteorológico propio, el cual se encuentra situado en el Barrio León (junto a la plaza de San Gonzalo), en Triana (Sevilla capital), en suelo urbano, entre ríos al oeste y al este, junto a la campiña sevillana y a la comarca del Aljarafe. El observatorio meteorológico se encuentra en las coordenadas 37º22’49.29” N, 6º00’39.32”W y a 11 metros sobre el nivel del mar (barómetro).

El observatorio se encuentra en funcionamiento ininterrumpido desde el año 2010 y aporta datos meteorológicos a multitud de proyectos relacionados con la meteorología y el clima, a nivel local, de nuestra comunidad autonómica (REDIAM y CLIMA), península ibérica y globalmente, ya sea a entidades públicas, privadas, investigadores y a particulares interesados en el tiempo y en los registros meteorológicos de Sevilla capital.

 

Ubicación de nuestro observatorio meteorológico en el mapa de Sevilla capital.

 

A continuación adjuntamos una imagen perfil de relieve del suelo del barrio de Triana desde la orilla del río Guadalquivir (dársena) que moja “Sevilla centro”, hasta el “Charco de la Pava” y el río vivo, es decir, un corte que va desde el Nordeste hasta el Suroeste aproximadamente.

1.) Ubicación de la estación meteorológica. Se aprecia como del Altozano (5) hasta la estación el terreno adopta una pendiente descendiente que termina en el “Muro de Defensa”(4) (borde urbano de Sevilla capital), con una hondonada situada en el Barrio León. La configuración general del relieve y la naturaleza del barrio, edificaciones bajas, cercanas al suelo y demás elementos propician que el Barrio León de Triana resulte en muchas ocasiones una de las zonas más calurosas de Sevilla capital, sobre todo bajo la acción de los vientos de componente Norte o Este (levante), los cuales recorren toda Sevilla capital llegando “recalentados” a Triana.

2.) Río Guadalquivir (dársena).

3.) Río Guadalquivir vivo.

4.) Muro de Defensa ante inundaciones, su altura máxima es de 12 metros sobre el nivel del mar contando con la carretera Cádiz-Huelva, trazada por encima del muro, separando Triana del Charco de la Pava o zona antiguamente inundable por el río vivo.

5.) Altozano de Triana, zona más alta de Triana, junto al puente de Isabel II. Conecta el puente con la calle San Jacinto.

6.) Charco de la Pava: Zona baldía, actualmente en proceso de convertirse en parque periurbano, antiguamente inundable por el río Guadalquivir en sus crecidas.

 

 

Contamos con los siguientes intrumentos y conjuntos sensores:

Sensor Termo-Higrométrico de muy alta precisión (más preciso que el de serie), protegido por garita tipo “davis” de doble pared, al sol y ventilado libremente, preparado para marcar la humedad y temperatura del aire sin recalentamiento intrusivo. A partir del valor de la temperatura del aire, y junto a los datos proporcionados por el sensor de radiación solar se puede calcular la sensación térmica en seres vivos o el calentamiento de diversos materiales mediante cálculos sencillos (por ejemplo el asfalto, metales, cemento, etcétera).

Sensores de temperatura y humedad junto a la ISS. Detector de rayos.

La ubicación, instalación del sensor y materiales evitan la intrusión o reflejos de calor procedentes de las superficies de los alrededores o de la misma instalación, así se pueden obtener registros temperatura del aire de un modo fiable y no las de las superficies recalentadas al sol.

El sensor se encuentra a una altura de 10 metros sobre superficies y sin obstáculos primarios o secundarios a su alrededor (abierto a los cuatro puntos cardinales). A 16 metros sobre el nivel de la calle.

Los mástiles se encuentran nivelados, están revestidos y aislados por material plástico de polietileno de alta resistencia, color blanco para evitar la acumulación de calor en los materiales bajo o en el mismo plano en donde se encuentra instalado el sensor de temperatura, sin fomentar convección de aire caliente en torno al mástil. Así mismo, las estructuras y cámaras de aislamiento térmico ideadas para la montura de la garita están basadas en metacrilato blanco resistente al sol, el cual limita la transmisión de calor a la zona alta de la garita desde su zona superior. El interior del mástil punta se encuentra aislado igualmente y sellado con material no conductor basado en caucho para evitar ionización del aire del canal interno. La instalación está dotada de sistema “anti-pájaros”, disuade a las aves sin hacerles daño.

En la medida de lo posible se intenta reducir el efecto punta y el recalentamiento de materiales que pueda suponer un problema a la hora de ofrecer registros fiables. Los vientos son de acero y van equipados con aisladores de teflón para evitar la generación de ruido estático que pueda afectar a los instrumentos, sobre todo en el caso del detector de rayos, y a la vez suponga una barrera a la continuidad eléctrica de punta a tierra. Los vientos van agarrados con espirros dobles, perrillos dobles y tensores a zonas fuertes de la vivienda, y apoyados en dos puntos por viento para mayor seguridad y distribución del peso horizontal en caso de rachas muy fuertes de viento.

El sensor manda los datos de temperatura y humedad por cable a la placa principal del conjunto integrado de sensores en el exterior, y posteriormente inalámbricamente a una consola de registro de datos meteorológicos en el interior. Seguidamente los datos son descargados a un sistema informático 24×7 con respaldo de energía y backup, el cual, cada 2 segundos va guardando registros a diferentes bases de datos y va elaborando gráficas y estadísticas en tiempo real. Los datos son exportados a Internet, a nuestra web, proyectos climatológicos y a redes de estaciones meteorológicas de todo el mundo cada 5 minutos, y cada 5 segundos en modo “en tiempo real” para aplicaciones móviles.

 

 

 

– Sistema Detector de Rayos:  Anexo al mástil del anemómetro principal se encuentra el detector de descargas eléctricas o rayos, a una altura de 16 metros sobre el nivel del mar. Instalado en un brazo aislado y alejado de elementos metálicos, instalación en base de polietileno de alta resistencia y encarado al Norte geográfico. Éste dispositivo es capaz de detectar descargas eléctricas procedentes de tormentas con bastante fiabilidad y de manera inmediata, así mismo es capaz de distinguir entre tipos de descargas eléctricas y sus diferentes fases, filtrar las descargas de origen no-natural o artifical, eliminar el ruido eléctrico o las interferencias en el entorno radioeléctrico (encendido de motores por ejemplo), y con un alcance relativamente fiable marcar las coordenadas de los rayos que se produzcan en un radio de hasta 500 kilómetros.

 

 

 

– Anemómetros y Veletas:  Los instrumentos para la medición del viento fueron concebidos para ir instalados en los puntos más altos de los mástiles, uno principal dedicado y otro “de respaldo” en el mismo mástil en donde se encuentra el sensor de temperatura y humedad. En lo más alto, con el objetivo de sobrepasar posibles obstáculos secundarios que pudieran atenuar la velocidad del viento, por tanto el anemómetro y veleta principal se encuentran elevados unos 19 metros sobre el nivel de la calle.

Mástil del anemómetro y veleta principal.

El mástil va igualmente preparado y aislado en sus tramos superiores con el motivo de minimizar el efecto punta, con terminaciones plásticas tipo ABS y de polietileno, resistentes a la radiación solar. El interior del tubo igualmente se encuentra sellado por espuma de poliuretano expansiva para evitar ionización del aire en el interior del tubo de acero.

Juego completo de vientos de acero para garantizar la seguridad y la durabilidad de la instalación, con 6 tramos altos aislados con teflón para evitar ruido estático (puentes eléctricos o tierras improvisadas), 3 vientos medios y otros 3 bajos, agarrados todos con espirros dobles de doble apoyo y tensados correctamente.

El anemómetro tiene un tiempo de reacción de 2,5 segundos y es capaz de señalar velocidades constantes y/o de racha de entre 1-250 kilómetros por hora. Toda la información es procesada en tiempo real por un servidor dedicado, el cual controla y registra la velocidad actual del viento, las rachas, calcula medias y todo ello asociado a la dirección de procedencia del viento, aparte de señalar la distancia total del viento recorrida durante la jornada, por ejemplo.

La veleta se encuentra orientada hacia el Norte geográfico y no al Norte magnético, ya que éste último es variable dependiendo de la estación de año.

 

 

 

– Pluviómetros o “sensores de lluvia”:  El observatorio cuenta con varios dispositivos contabilizadores de lluvia, uno automático calibrable y computerizado davis, y otros dos manuales (uno homologado tipo “Hellmann” y un TFA de referencia visual). Todos se encuentran nivelados (mediante niveles de burbuja).

Pluviómetro manual homologado y automático.

Mediante el pluviómetro homologado tipo Hellmann se pueden homologar o hacer oficiales las mediciones de lluvia, ya que se trata de un dispositivo profesional y de fiabilidad probada e insuperable, y es frecuentemente usado para realizar mediciones certificadas. También nos es útil para corregir posibles desvíos en la lluvia registrada por el pluviómetro automático-computerizado, y para poder realizar calibraciones en el caso de que sea necesario.  Una vez calibrado el pluviómetro automático con los valores del homologado podemos obtener una fiabilidad aceptable a la hora de contabilizar lluvia de manera automática, pero siempre comprobamos ambos pluviómetros siendo el homologado el que prevalece sobre cualquier otro valor registrado.

Por tanto nuestros valores de lluvia son 100% fiables para la zona.

Los instrumentos se encuentran instalados sin obstáculos alrededor, ni en un ángulo de 45º tomando como referencia el embudo como vértice. El dispositivo automático se encuentra nivelado y fijado al tejado de la vivienda, de manera que no se pueda mover ni zarandear por acción del viento, pero si sea accesible para realizar calibraciones. Así mismo, el pluviómetro automático cuenta con sistema “anti-pájaros” disuasorio para evitar que el cono se mantenga límpio.

– Sensor de Radiación Solar (piranómetro):  Con este instrumento podemos calcular la cantidad de radiación solar que llega al suelo en cualquier momento, la energía solar disponible en W/m2 (wattios por metro cuadrado), cantidad de luz, determinar la temperatura de las superficies al sol (THWS) y saber la densidad de la nubosidad (esté el cielo despejado o totalmente cubierto).

Ejemplo de cantidad de radiación solar de una jornada con brumas matinales que tendieron a disipar hacia el mediodía quedando despejado.

 

 

 

– Barómetro y Presión Atmosférica:  La consola de la estación meteorológica cuenta con un preciso barómetro que registra la presión atmosférica relativa o peso de la columna de aire (atmósfera) que se encuentra directamente sobre la consola de la estación, columna que comprende la atmósfera desde unos 11 metros sobre el nivel del mar (altura de la consola) hasta la exosfera terrestre. En cualquier caso también informamos de la presión absoluta a nivel del mar (corrigiendo los 11 metros anteriormente señalados).

– Otros Datos:  La estación cuenta con cableado preparado para exterior y el conjunto integrado de sensores se encuentra a una altura accesible para su mantenimiento sin necesidad de bajar los instrumentos, sobre una montura aislante. Las cajas de registro y prensa-estopas son IP68 (sumergibles sin problema). El sistema informático de la estación cuenta con respaldo en caso de fallo eléctrico de hasta 90 minutos, y respaldo de datos diario en la nube y soporte extraible en caso de fallo en unidades de almacenamiento (disco duro).

 

Para información adiccional o consultas de datos históricos relacionados con la meteorología y la observación del tiempo en Sevilla capital nos puedes escribir a través de la pestaña contacto o mediante el siguiente email:

meteotriana@eltiemposevilla.es

 

 

El Tiempo Sevilla